La oportunidad de las fake news y las plataformas digitales

En la era de las noticias falsas y el exceso de información, quienes lideran medios de comunicación tradicionales pueden sentirse preocupados. Lo cierto es que estas ‘amenazas’ pueden ser en realidad una oportunidad que pueden usar a su favor.

No son pocos los desafíos a los que deben enfrentarse los medios de comunicación actualmente, siendo las noticias falsas una de las más difíciles de combatir, por su rápida propagación. En noviembre pasado, en la conferencia ‘Society of Editors’, el editor del diario Telegraph, Chris Evans, dijo que “es genial para nuestro oficio que hayan dudas sobre las cosas que ve la gente en redes sociales. Podría ser ventajoso para nosotros”, explicó en esa oportunidad, enfatizando además que la proliferación de noticias falsas incrementaba el valor de las marcas de confianza. 

Esto significa que existe una intención por parte de las personas a informarse de una fuente confiable más que aceptar como verdadero lo que se publica en redes sociales. “A partir de los 90 a esta década, el crecimiento y la aparición de medios digitales, así como el entorno creado por las web 2.0 generó una nueva visión del papel de los medios tradicionales, que me parece no terminaron de cumplir. Y de alguna manera empezaron a perder audiencia porque todos podíamos comunicar e informar”, comenta Luis Roberto Castrillón, creador del proyecto El Editor de la Semana, que detecta y desenmascara desinformación en redes sociales mexicanas.

Castrillón cree que en esos tiempos, como ‘cualquiera’ podía publicar, el rol de los medios de comunicación se menospreciaba, por lo que se empezó a perder el ‘espacio de confianza’ de las audiencias. “La audiencia necesita medios en los cuales pueda confiar y aparentemente no los tiene, por eso se vuelca más a seguir a medios sociodigitales como Twitter o Facebook principalmente”, explica. “En ese sentido, descubrir e identificar las notas falsas y mostrarse como un medio que no cae en ese tipo de publicaciones sí puede ayudar a reforzar la marca, porque la audiencia va a volver a confiar en los medios. No es que la información falsa pueda de alguna manera dar valor al periódico, sino todo lo contrario; por contraste, entre más y mejor información y mejor documentada, verificable, comprobable y medible le ofrezcamos a la audiencia en ese entorno desinformado, nuestra marca tiene que crecer”, añade.

Tecnología como aliado

Desde la irrupción digital y el mundo mobile, algunos medios de comunicación tradicionales se han mostrado escépticos o lentos en su completa adquisición como complemento de su oferta de contenidos, mientras, según quienes lideran la integración, es tiempo de tomarlos a favor. En la misma conferencia, Chris Evans, dijo que "estamos recuperando nuestra confianza porque estamos aprendiendo a ver la tecnología no como un problema sino como una oportunidad" y agregó que “las noticias reales son las verdaderas beneficiarias de los avances tecnológicos”. 

Castrillón concuerda. No trabajar de la mano con la tecnología es estancarse. “Creo que uno de los principales valores que tenemos actualmente es la posibilidad de la narración multimedia, es decir, poder contar en distintos lenguajes – video, audio, textos, gráficas, infografías, mapas interactivos- todos estos elementos que pueden obtenerse a partir de la red para contar las historias de mejor manera y hacerlas más amenas, más atractivas a las audiencias, incluso para sensibilizarlos más. Yo estoy completamente a favor de esto y creo que eso le ha dado una mayor oportunidad para el periodismo de seguir creciendo y evolucionando”, comenta Castrillón.

Para el Editor de la Semana, seguir haciendo el periodismo de hace 20 años no tiene sentido, ya que obviamente el tipo de lector va evolucionando y los medios deben evolucionar con él. “Las generaciones que se están formando en otro entorno comunicacional y que no leen y que no se acercan a los medios tradicionales porque no les gustan los formatos, porque no les parecen interesantes, están consumiendo otro tipo de contenidos en la web que no tiene que ver solamente con el contenido sino que con la manera en la que está presentado, en la manera en que está elaborado y en la manera en que les llega”, explica. 

En este sentido, es necesario acercarnos a ellas y comprender qué es lo que quieren leer y a partir de ahí, crear contenidos enfocados especialmente para ellos, ya que será la única forma de que los lean. “Tenemos que subirnos a ese tren, tenemos que evaluar cómo hacemos las cosas desde ahí y tratar de entregar los mejores contenidos posibles a esas generaciones que están viviendo. Lo ideal es hablar de una audiencia que se está generando ahora y crear una fidelidad en esa nueva audiencia y creo que la tecnología es una de las mejores herramientas para lograrlo” finaliza.

Por Camila Werner para Valida

Compartir