Freemium, una alternativa de cobro por contenidos "exclusivos" para periódicos y revistas

Freemium, una alternativa de cobro por contenidos

Se trata de disponer contenidos básicos gratuitos y solicitar un cobro adicional por aquellos que sean exclusivos. Este modelo ya ha sido probado por medios en todo el mundo como una forma de obtener ingresos y de mantener una estrecha relación con los lectores.

Al ingresar al sitio web del popular semanario francés Le Point es posible acceder gratuitamente a una gran cantidad de artículos de política, tecnología, cultura o deportes. Pero, además, existe un espacio especial para aquellos lectores suscritos, con artículos exclusivos, publicidad limitada e incluso la posibilidad de obtener la versión digital de la revista un día antes de su publicación masiva. Este es un ejemplo, entonces, del sistema conocido popularmente como "Freemium", una mezcla de las palabras en inglés "free" y "premium".

"La ventaja que ofrece a periódicos y revistases que existe un grupo de gente que valora la calidad, que valora un producto diferenciado y eso puede ser lo premium que se anda buscando. Uno podría tener un grupo de gente acotada que es la que paga y un grupo de gente muy grande que recibe la base del material", explica a Valida Eduardo Arriagada, Decano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica, quien, además, destaca que esta forma de obtener ingresos puede ser útil para medios.

 

Eduardo ArriagadaDe hecho, ya hay respaldos que confirman la preferencia por este modelo por parte de reconocidas marcas europeas. Así, según el estudio Pay Models: A General Overview, realizado por el Reuters Institute for the Study of Journalism, un 66% de los periódicos y un 71% de semanarios y revistas de noticias, todos en sus versiones digitales, han adoptado algún medio de pago por sus contenidos y el sistema "Freemium" es el más común.

La investigación fue realizada a más de 170 medios de Francia, Finlandia, Alemania, Italia, Polonia y el Reino Unido. Los dos primeros lideran la adopción del modelo con un 67% y 47% respectivamente y los formatos de semanario, como Le Point, también encabezan las preferencias un 53%.

Si bien es cierto, este modelo de ingresos se muestra como referente, al menos en Europa, hay algunos medios que han realizado ciertas modificaciones, o lo que algunos llaman "Freemium" poroso, donde existen ciertas puertas de entrada para que un usuario pueda acceder a contenido exclusivo de forma progresiva.

Ese es el caso del diario belga De Standaard quienes crearon un sistema de contenidos especiales para suscriptores "porosos", a los que es posible acceder sin pago hasta cierta cantidad. Es decir, se pueden leer sin costo hasta cinco artículos exclusivos o plus al mes, al completar previamente un formulario de registro, y luego al sexto se ofrecen diversas formas de pago.

"Para el público, los artículos plus son un primer punto de contacto importante. Estamos aumentando continuamente el número de artículos exclusivos en el sitio. En este momento, son alrededor del 15-20% del contenido", explica Emmanuel Naert, Brand Manager del medio quien muestra que, gracias a esta variación del modelo tradicional, han conseguido positivos resultados. De hecho, presentaron un aumento de abonados, se generó un alza del tiempo que los lectores dedican a leer este contenido especial pasando de 1.000-1.500 horas por día a 1.500-2.500 horas. Además, un 37% de aquellos suscriptores "porosos" leyeron sus cinco artículos mensuales. "Esto es satisfactorio porque es a esta gente a la que intentamos convertir en suscriptores pagos", destaca el ejecutivo.

¿Es factible el modelo "Freemium" en Chile? Eduardo Arriagada afirma que históricamente los diarios, por ejemplo, han decidido entregar gratuitamente sus contenidos impresos en formato de papel digital y que es difícil cobrar por contenido que se ha estado regalando. Sin embargo, cree que existe una oportunidad para la industria y es imperativo que no se considere solamente ingresos publicitarios para poder financiar al periodismo de calidad. En ese sentido, los dispositivos móviles podrían jugar un importante rol.

Hoy día hay muchísimas personas que tienen, como nunca y como quizás en ninguna otra latitud, un dispositivo de calidad 4G. Ya hay más de 9 millones y son un excelente soporte para nuestras historias de calidad", sostiene el académico quien adelanta que el camino para cobrar podría ir de la mano de aplicaciones móviles.

"Yo creo que el futuro pasa por hacer una aplicación que construya con los lectores una comunidad muy potente", asegura Arriagada y concluye: "Una aplicación que entregue una experiencia mucho más agradable que la que hoy está entregando el papel digital creo que sería el camino lógico para construir una relación distinta con la audiencia, capaz de incluir un cobro".

En la foto: Eduardo Arriagada, Decano de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica.

 

 

Compartir