“La impresión no debe diseñarse para un consumo rápido”

“La impresión no debe diseñarse para un consumo rápido”

El director ejecutivo y CEO de la International News Media Association plantea la importancia en la evolución de la impresión, para potenciar la marca de un medio de comunicación y entregar una “experiencia” a los lectores.

Hace unas semanas The Guardian anunció el nuevo formato para su versión impresa y digital. "Hemos basado nuestras nuevas ediciones en las cualidades que los lectores valoran más en el periodismo de The Guardian: la claridad, en un mundo donde los hechos deben ser sagrados, pero a menudo se pasan por alto; imaginación, en una época en la que las personas anhelan nuevas ideas y nuevas alternativas a cómo son las cosas", afirma en un comunicado público Katharine Viner, editora en jefe del periódico británico .

Éste es uno de los ejemplos más recientes de cómo importantes marcas de noticias ven en el papel una forma efectiva de conectarse con sus audiencias, en medio de una realidad donde lo digital ha tomado gran notoriedad en el día a día de las personas, quienes están continuamente expuestas a una gran cantidad información de manera rápida.

En ese contexto, Earl J. Wilkinson director ejecutivo y CEO de la International News Media Association (INMA), sostiene que la impresión adquiere valor en la construcción de marcas. "El papel es una plataforma para transmitir emoción, y los altos estándares de diseño permiten que la impresión se destaque. Habiendo dicho eso, muchos editores ven la impresión como un simple transportador de información, y ese es un error estratégico", explica a Valida el experto.

Wilkinson, además, agrega que el papel aporta un beneficio para los contenidos más extensos. "La ventaja de la impresión son las noticias de formato largo de velocidad más lenta: una experiencia. La impresión no debe diseñarse para un consumo rápido, sino para un consumo lento. Es un escape, un lujo", sostiene.

A pesar de destacar la importancia del papel para periódicos y revistas, Wilkinson asegura que esto no aplica necesariamente para todos los medios y que eso dependerá siempre de la estrategia con la que cada editor quiera conectarse con sus lectores.

En ese sentido, existen diversos ejemplos de cómo hay medios que están reduciendo sus impresiones. De hecho, en octubre de 2017, la revista Glamour anunció que en su versión de Reino Unido, habrá una reducción de sus ediciones en papel, pasando de una publicación mensual a dos anuales. Esta acción fue argumentada a raíz de un progresivo cambio en los hábitos de sus consumidores.

Para el experto de INMA, que un medio decida reducir sus impresiones en ningún caso tiene que ver con éxito o fracaso de un medio, sino más bien se debe a una evolución donde cada marca debe cuestionarse el real propósito de mantener el papel para profundizar la relación con sus lectores. "Piensa en cómo nos estamos moviendo desde un ciclo de impresión de una vez al día a una marca de noticias que tiene 1,440 ciclos, la cantidad de minutos de un día ¿Cómo involucramos a los lectores en esos 1.440 minutos? ¿Newsletters? ¿Redes Sociales? ¿Alertas? ¿Whatsapp? ¿Cómo utilizamos la impresión para proporcionar el contexto y la perspectiva y profundizar esa relación con el lector?", reflexiona.

Finalmente, si se considera el elevado uso que dan los jóvenes a los dispositivos móviles Earl cree que, aunque para ellos los medios impresos no sean una primera opción al momento de consumir informaciones básicas, sí es posible cautivarlos, por ejemplo, con un buen diseño. "La impresión puede aumentar eso con un alto diseño, al estilo estilo de una revista. La impresión también puede colarse en sus semanas en espacios únicos. concluye Wilkinson.

Compartir