El impacto para medios y anunciantes del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea

El impacto para medios y anunciantes del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea

Luego de su entrada en vigencia en mayo de este año, la normativa aplicada en todos los países de Europa, que unifica así derechos y obligaciones para organizaciones de la región, ha tenido repercusiones a nivel mundial y las empresas de medios no han estado exentas de ello. Esto, porque desde ahora, hay una serie de exigencias a nivel de cuidado y tratamiento de los datos de todas las personas, incluso si se encuentran fuera de este continente.

El pasado mes de mayo entró en vigencia una comentada ley en toda la Unión Europea, pero ha traído una serie de consecuencias a nivel mundial. Se trata de un nuevo Reglamento General de Protección de Datos y algunas de las industrias impactadas ha sido la de los medios de comunicación.

De esta manera, se busca proteger toda la información personal de los ciudadanos de este continente. Así, cualquier empresa que recopile, guarde, gestione o use datos de personas provenientes de la Unión Europea tiene una serie de obligaciones.

Con esto, cada vez que un sitio utilice cookies para rastrear el comportamiento de navegación de un usuario, deberá tener su consentimiento explícito. Junto con ello, quienes naveguen por Internet, por ejemplo, pueden solicitar que sus datos sean eliminados de una plataforma o que una empresa confirme qué hará, de manera precisa, con la información.

Lo anterior ha generado que más de 1.000 sitios web estadounidenses no se encuentren disponibles en Europa, al no cumplir con la normativa. Uno de ellos es el Chicago Tribune que, desde mayo a la fecha, recibe a cualquier usuario que ingrese a su página, desde un país europeo, con el siguiente mensaje: "Desafortunadamente, nuestro sitio web no está disponible actualmente en la mayoría de los países europeos. Estamos comprometidos con el tema y buscaremos opciones que respalden nuestra gama completa de ofertas digitales para el mercado de la UE".

Además de sitios bloqueados y continuos mensajes que solicitan autorización del uso de datos, algunos expertos ven importantes desafíos relacionados al reglamento en sí y que impactarán al futuro de la industria de los medios. Esto porque el documento no es del todo claro en dar las directrices.

"Prácticamente todo el mundo está violando la ley en este momento. No hay un solo cuadro de diálogo de consentimiento en cualquier lugar que sea fácil de entender. Nosotros [los editores] realmente no nos hemos dado cuenta de cuánto nos va a afectar esto. Todo el mundo está tratando de hacer que las cosas funcionen de la manera en que solían hacerlo, en lugar de pensar en la privacidad", explica Thomas Baekdal, analista de medios de Dinamarca.

En esa línea, otro consultor de publicaciones agrega: "sólo cumplir y hablar con los usuarios en un lenguaje legal no llevará a los editores muy lejos y no aprovechará al máximo las posibles ventajas que GDPR les ofrece", afirma Alessandro De Zanche.

Si bien aún no se perciben de manera concreta las implicancias reales de este reglamento, de manera directa podría desafiar a aquellos medios que sustentan sus negocios con suscripciones digitales, ya que, deberán informar a cada uno de sus abonados respecto al nuevo reglamento y solicitar que acepten nuevamente el uso de sus datos, esta vez en formularios que no podrán estar pre-completados.

Por otro lado, ¿cómo se ve el panorama para los anunciantes? En el caso de las empresas relacionadas al mundo de la publicidad, el uso de datos a nivel digital también es crítico y por eso se verán afectadas, aunque hay expertos que lo ven con una mirada positiva a largo plazo. Norm Johnston, CEO global de Unruly, una organización que entrega soluciones de publicidad en video explica a AdNews que gracias al nuevo reglamento se fortalecerá la confianza por parte de los clientes.

"A lo largo de los años se han desarrollado algunas malas prácticas y procesos confusos, y creo que ha sido un buen proceso de limpieza para la industria aclarar quién es responsable de qué, para aportar algo de claridad no sólo a los de la industria, sino a los consumidores también", señala Johnston y concluye: "ha sido un beneficio inconveniente para la industria. Lo que los consumidores están diciendo en todo el mundo es que quieren hacer negocios con marcas en las que puedan confiar".

Compartir